miércoles, 2 de enero de 2008

¡viva singer!


Gracias a las lecciones maestras de mi abuela y a ésta joya de la industria textil, hacer las bolsas de plástico para el Remendar #4 me lleva mucho menos tiempo. El resultado es un poco menos romántico pero teniendo en cuenta que gracias a ello ya se coser a máquina me da igual. ¡Y además quedan muy bien!

3 comentarios:

David Tibet dijo...

Manu, soy Astor. Felicdades por haber aprendido a coser a maquina, eso siempre es util. Un saludo

Volfram dijo...

quiero ese remendar. a ver si pronto

Mª Luisa dijo...

Hola Manu, soy Maria de la Escuela.

Es cierto, las máquinas de coser son una maravilla, doy fe de ello.

Nos vemos!!